· 

MUJER... ¡No te rindas!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"Muere lentamente quien aprende a claudicar"

Tenía mucho tiempo que no me sentaba a escribir un post, han pasado mil y un cosas, que me habían impedido de cierta forma sentarme y comenzar a escribir, además, que no encontraba la forma o el tema exacto para poder hacerlo. No quiero mentir y decir que no había claudicado con respecto a seguir con el blog. 

 

Este par de meses que no publique, me encontré con cierta crisis existencial, esas que te hacen cuestionarte TODO, ¡absolutamente todo! lo que tienes en tu vida, las decisiones que tomas, las relaciones interpersonales que tienes (ya sea pareja, amigos, hijos, familiares, etc), o simplemente el hecho de decir -"Dónde estoy parada"-.

 

¿Te ha pasado?... que miras a tu alrededor y  no te sientes satisfecha, plena y con paz. Es justo lo que a mi me ocurrió, requería un espacio conmigo misma, saber cuál es el propósito de todo lo que estaba haciendo y aplicar mi propia resiliencia.

 

Decir que fue sencillo hacerlo y que logré resolver todas las interrogantes que me había hecho y que ahora soy plena y feliz... ¡Sería mentirte totalmente!, no ha sido nada sencillo, es más, yo diría que ha sido un proceso doloroso, estresante y frustrante. Lo más difícil fue (por irónico que suene) -DAR ESE PRIMER PASO

 

 

Lejos del miedo, lo más difícil fue decidir romper con mis propios límites, salir de mi zona de confort y literal, iniciar desde cero, siendo consciente de todo lo que esto implicaba. 

Dar ese primer paso, giró mi mundo en 360 grados, me obligue de una manera literal y estricta a:

  1. RECONOCERME: Me queda claro que en algún momento de mi vida me perdí, olvidé cuál es mi esencia, es así, que siendo responsable y honesta conmigo misma de los hábitos y actitudes que me habían llevado hasta este punto, reconocer que ya no me funcionaban, pues lejos de hacerme crecer, lo único que estaba logrando era crear una GRAN BARRERA, que solo me hacía CLAUDICAR.
  2. REESTRUCTURARME: De nada me sirve identificar lo que no me funciona de mí (principalmente) y de la gente que me rodea, sino estoy dispuesta a ejercer un cambio radical y en favor a mi crecimiento y plenitud. Entonces había llegado el momento de hacer un PLAN DE ACCIÓN, definiendo ¿Qué es lo que quiero? (en cualquier aspecto, personal, social,laboral, emocional, espiritual, profesional) ¿Hacia dónde quiero llegar? (en la vida, personal y profesionalmente), ¿Cómo lo voy ha hacer y Cómo lo quiero hacer? (ya que es importante definir cómo lo voy ha hacer en base a una estrategia, acciones o decisiones a tomar, pero también como lo quieres hacer, pues son 2 cosas distintas y que si no están bien definidas, lo único que lograremos será CLAUDICAR de la meta establecida)
  3.  RENOVARME: este punto es el que pone a prueba nuestro temple, nuestra paciencia y de cierta forma la realidad del cambio que estas haciendo, pues es aquí donde se TOMA ACCIÓN, te encuentras con las resistencias al cambio, la procrastinación, el desgaste emocional, la impaciencia, los pretextos y de cierta manera el proceso de una agonía hacia la muerte de un antes y un después, que se debe vivir en cualquier proceso de esta magnitud. 
https://www.facebook.com/notes/sharon-marlety/hoy-es-un-buen-d%C3%ADa-para-iniciar/2052809108329163/
https://www.facebook.com/notes/sharon-marlety/hoy-es-un-buen-d%C3%ADa-para-iniciar/2052809108329163/

Es precisamente, que yo me encuentro en el punto de RENOVARME, poniendo en marcha esa ESTRATEGIA DE ACCIÓN, ajustando los cambios que considere relevantes (pero no por comodidad sino por perfeccionamiento de mi misma), y de cierta forma aferrandome a 2 "MANTRAS" (Es una frase y un poema, que elegí para mis momentos de debilidad) que me hacen recordar mi objetivo a cumplir, que el camino no es fácil, y que el claudicar no me está permitido. 

 

Las comparto contigo, la primera es, la frase que viene en la imagen de la derecha, y la segunda un poema de Mario Benedetti que encontrarás aquí.  

¿Estarías dispuesto a realizar una transformación radical a tu vida?