· 

El día que fuí infiel...

 

"La infidelidad no solo es engañar o quebrantar un compromiso... Es herir, lastimar y destruir a alguien física, mental o emocionalmente"

Ha sido difícil iniciar este post, pues muchas ideas se acumulan en mi cabeza, hay mucho de qué hablar, quiero expresar tanta información, las emociones se agolpan en mi pecho, ¡no puedo evitarlo!... -respiro profundamente-,  tratando de calmar todo lo que viene a mi mente y poder dar inicio a esta revelación, que puede ser demasiado personal, demasiado íntimo y puede, que para muchos, sea muy decepcionante.  

"Todo inicia por ti, de ti y para ti, por lo que no existe nada fuera de ti".

Seguramente habrás escuchado en más de una ocasión historias sobre infidelidades, sino es, que tú mismo o misma, lo has vivido en carne propia, y sabrás de antemano que este tipo de historias o vivencias tienen mucho que ver con dolor, traición, engaño, muchas lagrimas, rencor y en algunos casos ciertas patologías se han desatado debido a la INFIDELIDAD. 

 

Yo en carne propia quiero contarte que lo viví,  y no desde el aspecto de la víctima, la que es engañada, sino desde la que ¡ha sido la verdadera responsable de la infidelidad!...

 

Seguramente a estas alturas de mi post, estarás deseando conocer la historia de cómo ¡YO!, ¡LA PSICÓLOGA!, ¡LA MAESTRA!, ¡LA MAMÁ DE...!, ¡UNA MUJER!...  y un sin fin de calificativos o títulos que quieras ponerme ¡FUI INFIEL!

 

Pues tal como lo has leído... hoy ante ustedes mis lectores confieso...

¡HE SIDO INFIEL!

He aquí la prueba de esta historia, en esta imagen, fue la primer fotografía que me tome después de vivir, una de las experiencias más contradictorias, en la que sin darme cuenta, a mis 25 años estaba mas muerta que viva (emocional y físicamente).

 

REVIVIR: pareciera irónico que de una relación de casi 4 años, de vivir juntos, en la cual no fui honesta desde el inicio, no vi las señales de alerta, no seguí mis instintos, no hice caso de lo que ¡YO EN REALIDAD QUERÍA!, ¡de lo que en realidad PENSABA!, ¡DE QUIÉN ERA YO!. 

 

Fue así como en una relación enferma pues él padecía de celotipia (enfermedad de celos e inseguridad, en la cual, si no se detiene a tiempo, puede tener consecuencias fatales), fue muriendo mi seguridad, mi autonomía, mi pensamiento, me aleje de amistades, de familiares, de mi misma... poco a poco, día a día y de manera voluntaria, fui dejándome morir al olvidarme de ¡Quién soy, Qué quiero, y hacia dónde quiero ir!... Es aquí donde en realidad INICIO mi infidelidad. 

 

No vayas a creer, que le fui infiel a él, no, eso es lo de menos...

                                ¡ME FUI INFIEL A MI MISMA!...

Al no respetarme, no valorarme, no amarme, no ser yo  mi primera opción. Permití abuso, gritos, golpes, humillaciones, solté por completo el control de mi existencia, de mi pensamiento y de mi sentir y todo por "tenerlo a mi lado", "tener su amor"... ¡QUÉ EQUIVOCADA ESTABA!

 

Mucho podrás leer sobre la  INFIDELIDAD de las parejas, habrá muchos artículos, investigaciones, mitos, cuentos, leyendas, chismes, novelas y más, que hablen al respecto; sin embargo, para que exista ese tipo de infidelidad, debemos de entender, que si se da la infidelidad con la pareja, es porque ya se dio paso al "ORIGEN"  de la infidelidad CONTIGO MISMO.

 

Pues ya te fallaste a ti mismo, al ser incongruente y no ser honesto contigo mismo, al no identificar si es amor o costumbre, al no definir que quieres o no de la relación, al no establecer un compromiso claro contigo y con tu pareja, al no pactar las reglas, límites o lineamientos que ambos seguirán para llevar una relación sana y equitativa. 

Dar ese primer paso...

RENUEVA: No voy a negar que descubrir que el origen de la infidelidad inicia en mí, conmigo, de mí para mí, claro que, si vives una situación en la que tu pareja te ha engañado o viceversa, es porque inicialmente la falla estuvo con cada uno, en la que no respetaron sus propios límites, el compromiso que establecieron inicialmente de ustedes con ustedes. 

 

Cuando te das cuenta que quizá no estableciste ese acuerdo contigo, esos límites, ese compromiso, todo va mal, y no solo con la pareja, sino con los amigos, en el trabajo (ética), en cualquier círculo, no queda nada más que dejar morir ese antes para iniciar de cero. 

 

Ese nuevo inicio, tiene que ver con retomar la confianza en ti mismo, establecer límites claros y congruentes, identificar qué es lo que quieres de la relación (tanto contigo mismo o misma, con una pareja, con amigos e inclusive familiares), es saber que si quieres y que no quieres, determinar hasta dónde estás dispuesto a comprometerte (principalmente contigo mismo, para después definir con los demás, ya sea directa o indirectamente), para al final darle ese sentido a lo que estás haciendo, a lo que estás viviendo .

Claro que esto no lo harás en un solo día, pero si basta solo un día, para tener la iniciativa de dar ese primer paso, para VIVIR  en PLENITUD y CONGRUENCIA. 

Solo DECIDE, tienes el PODER

REVIVE: Cuando aceptas que solo tu ERES RESPONSABLE de ti misma, que solo tu DECIDES en tu vida que si y que no hacer, pensar o sentir.

 

Cuando te COMPROMETES a ser FIEL contigo misma, a CUIDARTE, VALORARTE y AMARTE cada día de vida. Solo ese día podrás en realidad hacerlo con alguien más.

 

Al REVIVIR en PLENITUD y CONGRUENCIA, contigo mismo o misma, debes decidir por ti y para ti, algunas personas podrán decir que esto es "Egoísmo", sin embargo habría que esclarecer el significado y el contexto en el que utilizamos la palabra, si lo queremos ver así, este es un egoísmo "sano", en el cual debemos de ser conscientes de nosotros mismos, de nuestras necesidades, de lo que nos motiva e incentiva a continuar, pues esa es la huella que dejaremos en el mundo. 

 

Es un hábito que hay que desarrollar, que llevar a cabo todos los días, redefinirlo si es necesario y no te olvides, que si requieres apoyo, solicítalo. Es un camino arduo, difícil, doloroso, pero que al concluirlo, sentirás esa PAZ, ESTABILIDAD, AMOR y PLENITUD en todo tu ser. 

No te olvides de comentar, compartir y seguirme en mis redes sociales, gracias por leerme, ¡Hasta la próxima!

Escribir comentario

Comentarios: 16
  • #1

    Rebecaml (jueves, 13 septiembre 2018 23:05)

    Hola Sharon que fuerte lo que te tocó vivir, muchas mujeres nos toca vivir algo similar, que por conservar el amor de alguien nos olvidamos de nuestra propia esencia, lo bueno es que reaccionaste a tiempo antes de que esa relación terminara de destruirte y hoy eres una mujer renovada que ayuda a muchas mujeres, como dicen por allí, no hay mal que por bien no venga.

  • #2

    resi (viernes, 14 septiembre 2018 02:29)

    Hola guapa, una entrada muy sincera, igual es verdad que la peor infidelidad es hacia una misma, los tres pasos que nos has dejado me parecen muy sensatos y bien desarollados y sobretodo, son necesarios a la hora de revivir. Me ha gustado todo lo que nos has contado y me ha hecho pensar!

  • #3

    Algo especial (sábado, 15 septiembre 2018)

    Sí es cierto, que por el título parecía otra cosa. A lo quebla sociedad nos acostumbra como infidelidad, irse con otro/a.
    La verdadera infidelidad, es como dices, la de uno mismo. Hay que valorarse y darse cuenta de eso, de lo que quieres, es lo básico. Ha estado genial que te abrieras por aquí.

  • #4

    yoblogueo (sábado, 15 septiembre 2018 03:24)

    Hola Sharon! cuánto sientoq ue tuvieses esa relación tan horrible 4 años,
    Estoy de acuerdo contigo pero la peor infidelidad es la que se comete hacia una misma porque no podemos ceder más allá de lo normal y lógico pero vivir con miedo es algo que nos hace faltarnos y renunciar a nosotras mismas.
    Me encanta lo que dices de vivir en plenitud y congruencia porque se nos olvida y acabamos viviendo mal, siendo como no somos sólo por otra persona y lo peor que nos faltamos a nosotras mismas.
    Un besito y ánimo que fuerte eres y que inspiradora!

  • #5

    Paula Alittlepieceofme (sábado, 15 septiembre 2018 06:10)

    Conociendo lo que nos sueles contar, ya se me hacía muy raro que hubieras sido infiel a tu pareja,. Si es que al final cada cual etiqueta sus vivencias de una manera y yo lo llamaría fallarse a una misma. No se puede poner por delante la felicidad ajena si eso hace que te hundas. Bien por ti por darte cuenta, aunque no fuera en un principio, bss!

  • #6

    Joss Maya (lunes, 17 septiembre 2018 15:53)

    ¡Hola Sharon!
    Me encanto tu publicación, mientras leía me decía a mi misma que creo a las psicólogas nos juzgan de más por nuestra profesión, cuando seguimos siendo humanos, pero entiendo de la infidelidad de la que hablas, porque a mi también me pasó hace poco pero lo mejor es darnos cuenta del error y cambiar eso, salir de lo que nos hace mal. No hay nada mejor que ser felices con nosotras mismas, porque queremos no porque alguien nos dijo que somos felices, es lo mejor, así que nunca es tarde para salir de relaciones que nos hacen mal.
    Un abrazo

  • #7

    Carmen Bello (martes, 18 septiembre 2018 10:22)

    Hola, preciosa.
    Me parece un gran post, me he sentido identificada, así que yo a pesar de que me han sido infiel me he dado cuenta que también me fui infiel yo misma. La verdad que cuando he leido "He sido infiel" creía que me iba a encontrar con otra confesión, que también hay que decir que eso no es fácil decirlo y reconocerlo ni lo que nos cuentas tampoco, para llegar ahí han tenido que haber muchas reflexiones. Hay que ponerle remedio para esta en paz con nosotras mismas. Me encantó este post. Gracias.
    Un beso.

  • #8

    Alf-Choice (martes, 18 septiembre 2018 11:34)

    Hola! Un tema bien complejo de comunicar y veo que lo has logrado exponer estupendamente por la experiencia que supongo habrás tenido. Viene bien la lectura del post para reflexionar. Gracias por redactar algo así. Abrazos!

  • #9

    Jessy Zavala (miércoles, 19 septiembre 2018 01:32)

    Hola hermosa, que fuerte todo lo que nos cuentas, pero que tan cotidiano es verdad, me animo a decir que cada 3-4 de 5 parejas pasan por esto, que triste es que destruyan nuestra autoestima, y aún más difícil recuperarla, algunas veces las heridas dejan marcas muy profundas, pero lo más importante es reconocer el problema, levantar la frente y seguir adelante, más fuerte y más valiente que nunca, gracias por contarnos tu historia y animar a más mujeres a salir de círculos viciosos y recuperar la felicidad ♥️ Un abrazo!

  • #10

    Lorena (sábado, 22 septiembre 2018 13:57)

    Hola Sharon, es un post muy duro y has sido valiente por sincerarte. Gracias por compartir tu experiencia.
    Tienes toda la razón, a veces nos olvidamos de nosotras mismas por conservar el amor que creemos tener en la pareja y aguantamos lo inaguantable. Tus consejos son muy útiles para ayudar a aquellas personas que estén pasando por algo similar. Me gusta la reflexión que nos dejas, lo que importa es ser fiel a nosotras mismas y que nadie nos arrebate la autoestima. Besos ✌� ❤️

  • #11

    Redes Galicia (miércoles, 10 octubre 2018 04:37)

    Hola Sharon!
    Me encantan leer estos post, hacen que repienses en lo que estás haciendo y si lo estás haciendo adecuadamente.
    Intento ser fiel con todo el mundo, pero como dices sobre todo a mí misma y tener una buena autoestima.
    A veces no es fácil, pero intentando quererte, mimarte, un poco todos los días se consigue.. Todo pasito a pasito.
    Gracias por compartir tus experiencias.
    Un abrazo!

  • #12

    Mi meta, tu salud. Carolina (miércoles, 10 octubre 2018 11:40)

    ¡Hola!
    Justo cuando he leído que tu pareja era un celoso compulsivo lo primero que me ha pasado por la mente, sin haber terminado de leer tu artículo y teniendo en cuenta que a pripri creía que la infidelidad había sido física hacia él, he pensado: "¡Pero si estaba siendo infiel a sí misma!".
    Cierto es, que creo que debe ser muy difícil verlo cuando se está metida en ese espiral de destrucción por parte de esa (por llamarlo de alguna manera) persona y a la vez autodestrucción, por no ser totalmente consciente de lo que está pasando en muchas veces.
    Simplemente te felicito por haber dado el paso, por no conformarte en una vida que para nada era la tuya ni debería ser la de ninguna mujer, por luchar pot ti por lo que eres y lo que quieres ser.
    Sin duda es uno de esos artículos que hay que leer y releer para que nos concienciemos que somos fuertes y somos valientes, solo es cuestión de dar el paso.
    Besotes

  • #13

    Miren Larrañaga (jueves, 11 octubre 2018 09:12)

    Hola preciosa,
    he de decirte que esta entrada "me ha tocado la fibra" de verdad. La vida en si misma está llena de caminos insospechados en los que una se puede ver envuelta en cuanto menos se lo espera...que te voy a decir, con lo claro que lo has explicado todo, lo sencillo que nos parece al principio y todo lo que se puede complicar si una no se da cuenta a tiempo. Cuanta verdad y razonamiento hay en tus palabras, unas palabras que al fin y al cabo nos traen a una persona que se dio cuenta y supo echarle valentía y valor y seguir su camino. Me encanta leerte, tu forma de llegar a lo más íntimo es genial, te seguiré de cerca. Saludos.

  • #14

    Cami a l'Estel (jueves, 11 octubre 2018 13:28)

    Me ha gustado leer tu post sobre la infidelidad y sobretodo como a veces estamos equivocadas y cometemos el mayor de los errorres: ser infiel a una misma y a lo queremos y soñamos. Demasiadas mujeres lo hacen.
    Y la verdad es que si nos escuchamos y somos fieles a nosotras, nada nos irá bien y no seremos felices.

  • #15

    las pruebas de laura (sábado, 13 octubre 2018 12:47)

    Hola!!
    No es oro todo lo que parece y ya pensaba otra cosa jeje. Te entiendo perfectamente, he sentido más o menos lo mismo que tú. Me han sido infiel física pero primero psicológicamente y me hacía sentir fatal. Pero me fui infiel a mi misma también. Como bien dices lo importante es darse cuenta, dar el paso y revivir.
    Gracias por contarnos tu experiencia.
    Besos.

  • #16

    Verónica Trujillo (sábado, 13 octubre 2018 19:44)

    Me encanto tu entrada, porque como bien dices; la infidelidad más difícil es cuando traicionas tus ideales, por alguién más; te dejas a un lado, tus intereses, tus prioridades que deben de centrarse en ti, porque eres lo más importante que hay, más que psicóloga, maestra, coach, madre, todos los calificativos que se te puedan dar, esas solo son etiquetas, que no te definen y tampoco te hacen entrar con comunión con tu esencia.